martes, 25 de diciembre de 2012

Confiá nena, confiá!


Se puede esperar lo inevitable  -lo que en realidad se conocía desde el principio de la existencia de las cosas, o retirarse antes que sea demasiado tarde. Es decir, se puede esquivar un pensamiento azul teñido por lágrimas que ya, no tienen sentido...
Esta tarde de verano, en donde el viento huracanado del sur apaciguó el calor del litoral, miraba cómo una paloma glotona y regordeta intentaba tomar una ramita del árbol, y se me ocurrió pensar que era hermoso ver que las aves construyeran su nido así, recolectando naturaleza muerta por el camino. No sé...me quedé mirando el cielo azul manchado con nubes mal pintadas  y pensaba que antes de estar así, como ahora, creí que lloraría de nostalgia a cada minuto por un amor sin sentido pero destinado a ocurrir. Pero no. El tiempo, ni veloz ni lento, y las cosas que van ocurriendo (la vida, mejor dicho),  me recordaron que nada sucede antes de que aparezca. Como dijo Clarice: "Una cosa que se pensaba no existía antes de pensarla." Y no, yo en ningún momento iba a imaginar que podía estar bien, con la esperanza sólo puesta en mí.
Hoy miro a mi alrededor y siento que me esperan muchas cosas...y percibo en la piel, como un suave rumor, de que todo irá bien, de que muchas cosas van a venir...



Ojalá este senimiento perdure por mucho tiempo, incluso cuando regresen los días grises azul profundo...

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Rosal de lluvia

Era la lluvia sobre las cosas
el verde de aquel jardín
que avecinaba
que en un país cercano
estabas mirando hacia casa

es el tiempo donde renace lo imposible
bajo la lluvia de verano, bajo las gotas
de la esperanza
                       verde
como rosales con hojas mojadas

jueves, 13 de diciembre de 2012

Otro capítulo


Recomenzar a ver por la ventana, cada suceso entendido como un eslabón entre toda esta sarta de acontecimientos cinematográficos. Sobre todo, mirar y entender que todas las cosas son sólo escenas, que luego serán editadas por la memoria. En un sinfín de repeticiones, puedo percibir todavía cada célula de su cuerpo. Porque así lo pude hacer, o al menos así lo sentí. 
Estoy convencida de que los días tristes comenzarán a brotar a borbotones, que llegará una tarde, o una mañana, en que diré "no soporto más, vuelve conmigo", pero sé que no es seguro. Nada lo fue, y así lo quise. Lo quise tanto que me convencí de que era mío. No concilio la idea de recordar cada roce de piel, y cada palabra con lluvia, dicha. No hay coherencia entre lo que dijimos e hicimos. Siento que lo pierdo pero sé que no es así, pero me invade una tristeza enorme enorme enorme, como una laguna gigante.
Pienso en el cuerpo. Pienso en el cuerpo y en el alma. En la suya, en sus ojos oscuros. Sólo me pregunto por qué.
Todavía recuerdo todo como si hubieran pasado dos horas o un milenio, todo lo que vivimos. Porque sé que no hay diferencia. Nunca me voy a olvidar de todo eso. No, no. No quiero.
                            Algún día volverás, volveremos, a ser lo que no fuimos y quisimos llegar a ser. Sólo quiero que sepas, que siempre valoro el intento. Siempre lo haré, porque te quiero.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Es lindo que me quieras



Los enamorados hablan del amor
sienten el amor
hacen el amor

El amor existe por con y en ellos

Lo huelen, lo palpan se excitan
lo miran, sonríen  se encadenan

Es lindo que se quieran y que inventen cosas nuevas
porque el mundo está maldito
de realidades que ensucian la imaginación

los enamorados no tendrían que morir
como muere la inocencia
porque sólo a través de ellos se puede seguir escribiendo

no liquiden a los enamorados con sucias envidias
ellos son los que hacen el amor
con ellos se recrea
y pervive

nada.

Cuando uno no quiere, no puede.

...

MyFreeCopyright.com Registered & Protected

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.