martes, 19 de marzo de 2013

"Jamás perder la esperanza" o "Un intento más...y van..."

Uno se a veces tiende a hacerse preguntas sin mucho sentido, pero considero que están allí las mejores observaciones de las cosas que nos suceden a diario. Esta situación me toca vivir cada dos por tres. Me pregunto el porqué de algunas frases, el motivo de algún hecho quizá, normal...Las palabras que no suelen utilizarse con frecuencia, los gestos de algunas personas cuando te declaran algo... 

Yo me pregunto cómo llega uno a enamorarse y a perder la lógica de su vida, y paradójicamente, darle un sentido a todo lo que hacemos. No hablo sólo de mis circunstancias actuales. Recuerdo, por ejemplo,  momentos en los que fui muy feliz, y sin embargo, analizándolo con la cabeza fría...mi vida estaba llena de incoherencias. ¿Cómo fue posible que yo no me diera cuenta de esas cosas tan esenciales? ¿Cómo es ese instante decisivo donde las puertas del alma se vuelven a abrir para dejar entrar el viento de la vida y la muerte? Porque si vamos al caso, la vida es todo lo que es, hasta la muerte, que como dijo Benedetti "es el síntoma de que hubo vida". Y sí, es totalmente cierto. Porque un adiós (hablando dentro de lo que serían las relaciones amorosas) es el punto de un discurso que existió en el tiempo, un relato enmarcado en un cronotopo. Con papeles, escenas, diálogos, hechos, que se desarrollaron como fueron surgiendo...el primer beso, el abrazo, la mirada, la desnudez, la tristeza, la nostalgia, el enojo, los celos, la cobardía, la complicidad, el placer y los momentos de dicha. Todo va transcurriendo sucesivamente, con espacios indefinidos...sólo, hasta el último adiós. (obviamente, que me refiero al verdadero adiós, y no a aquél intento de cierre indefinido, parecido a un disco rayado). 

Y no sé si es parte de mi personalidad, parte de mi niñez, el hecho de que siempre me gustaron los relatos, que me gusta hacer, (inventar), de vez en cuando alguno. Para mí,  la mejor definición, o mejor dicho, comparación de lo que significa la vida...es aquella que dice "que la vida es un libro y nosotros vamos escribiendo nuestra propia historia..." (o algo semejante). 

Este momento de mi vida, tiene un nuevo marco, nuevo espacio, otro tiempo, otros personajes. Lo que más deseo es, que esta vez, no sea como antes. Que no sólo sea uno más, de mis viejos relatos. 
Creo que me gusta mucho cómo está surgiendo esta nueva historia. Jamás hay que dejar de leer y reescribir nuestra historia. Lo esencial en esta vida, antes que la muerte, es vivir viviendo. Y eso implica moverse...


lunes, 4 de marzo de 2013

Whising!


Yo te pensé hoy a la mañana tempranito cuando todavía no eran las siete y me acordé de esas palabras lindas que me dijiste ayer antes de despedirnos, antes de que me fuera con esas ganas de volver a verte y así sin más, te di uno de esos besos que yo sé que te gustan tanto, y así me fui.

Yo sé que estoy cruzando (casi sin tanto alboroto) esa hilo entre la debilidad y la fortaleza que brinda la mente. Pero qué se puede hacer cuando el deseo de tenerte cerca mío crece como una epidemia...las ganas de estar con vos fluyen por mis venas y suben y bajan por todo mi cuerpo, (es tu piel la culpable, y el calor que me das cuando la siento). No lo niego, soy terca como una vieja, pero admito que ya no sólo sos algo que me agrada a la vista, simplemente tu persona y tu forma de ser conmigo le agrada a todo lo que ahora ves en mí.

Como un deseo a una estrella fugaz, pido a no sé bien cuál deidad que ésto perdure...y lo pido y lo pido y te pido, y ruego y no me canso de pensarte.

...

MyFreeCopyright.com Registered & Protected

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.