martes, 25 de diciembre de 2012

Confiá nena, confiá!


Se puede esperar lo inevitable  -lo que en realidad se conocía desde el principio de la existencia de las cosas, o retirarse antes que sea demasiado tarde. Es decir, se puede esquivar un pensamiento azul teñido por lágrimas que ya, no tienen sentido...
Esta tarde de verano, en donde el viento huracanado del sur apaciguó el calor del litoral, miraba cómo una paloma glotona y regordeta intentaba tomar una ramita del árbol, y se me ocurrió pensar que era hermoso ver que las aves construyeran su nido así, recolectando naturaleza muerta por el camino. No sé...me quedé mirando el cielo azul manchado con nubes mal pintadas  y pensaba que antes de estar así, como ahora, creí que lloraría de nostalgia a cada minuto por un amor sin sentido pero destinado a ocurrir. Pero no. El tiempo, ni veloz ni lento, y las cosas que van ocurriendo (la vida, mejor dicho),  me recordaron que nada sucede antes de que aparezca. Como dijo Clarice: "Una cosa que se pensaba no existía antes de pensarla." Y no, yo en ningún momento iba a imaginar que podía estar bien, con la esperanza sólo puesta en mí.
Hoy miro a mi alrededor y siento que me esperan muchas cosas...y percibo en la piel, como un suave rumor, de que todo irá bien, de que muchas cosas van a venir...



Ojalá este senimiento perdure por mucho tiempo, incluso cuando regresen los días grises azul profundo...

4 comentarios:

Tatiana Michelena dijo...

Me encanto la reflexión sobre la paloma y como construye su nido con la naturaleza muerta...HERMOSO!

Bris! dijo...

Gracias nena! :)

Diego Planisich dijo...

De los que más me gustó que escribiste últimamente, "denserio".
Y muy linda la foto, por cierto. Que andes bien.

Caro dijo...

Me gustó mucho.

...

MyFreeCopyright.com Registered & Protected

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.