sábado, 18 de diciembre de 2010

Reflexiones en una siesta de sábado lluvioso-

Últimamente estuve pensando en las relaciones humanas. En realidad en las relaciones amorosas...ya sean mujer y varón, o varón y varón, o mujer y mujer. Cada vez que reflexiono sobre este tipo de cosas, me doy cuenta que nada es perdurable ni sincero del todo. Lamentablemente, llegué a la triste conclusión que el amor real, raramente se encuentra. Y esto sucede porque el hombre es egoísta desde su nacimiento, en toooodos los órdenes de la vida! Cuando nacemos queremos estar pegados a la tit de nuestra madre (que vendría a ser nuestra posesión primera). Cuando somos más grandecitos, es lo mismo, digamos, (el cordón umbilical es demasiado elástico) queremos la atención de nuestra madre para nosotros solos, después...si nace un  hermanito/a, es la muerte. Queremos recuperar nuestro territorio, y así vienen las peleas por los juguetes o por la atención que nos quitan...de nuestros respectivos padres...o tíos, o abuelos, o vecinos...o lo que fuere.
Atrás de eso, en el jardín de infantes: es casi lo mismo. Nos ponemos celosos cuando vemos que algún compañero recibe más atención que nosotros. Ni hablar cuando te das cuenta que ese compañerito es más "atendido" porque es más adorable...lindo, simpático....o lo que venga. Los verdaderos problemas llegan cuando encontrás el objeto deseado, y alguien te gana...o al menos te demuestra que es una competencia importante.
Todo en el mundo se trata de competencia. Es más, una vez también estaba pensando que las mujeres existimos para eso. Para generar más competencias.
¿Y los hombres qué pito tocan en esta historia? jaja (eso siempre dice mi vieja...) Lo que sucede, es simple: toda competencia tiene su meta. Nosotras, las mujeres, por más hijas de puta que podamos ser, siempre seremos el objetivo, la meta. Bueno, en realidad, las mujeres competimos también....pero somos más impredecibles que los hombres...jaja. La cuestión es que NO TODOS LOS HOMBRES SE CONFORMAN con haber logrado su objetivo. Esos que se conforman, son los fieles, los que llamaríamos "amor verdadero". Y ojo!, no es que ponga en duda al sentimiento, pero generalmente, las personas creen que el amor es sólo esta etapa de pelotudismo atómico, que se prolonga en el primer tiempito de una relación entre dos seres opuestos( o no tan opuestos...). Sí gente, del enamoramiento les estoy hablando. Que no es lo mismo que amar a alguien, sino, de eso que se llama "mariposas en la panza", frenesí, etc, etc, etc. Cuando se acaba esa "magia", en la mayoría de los casos, se cree que el amor ya no está. Se fue. Ciao! Y, además, clarísimo está que sucede porque YA SE LLEGÓ A LA META, y ahora no queda nada más que hacer. Hay que buscar otra competencia. Y es un círculo vicioso del que casi nadie escapa.
Y no quiero generalizar, que todo ser humano es un hijo de puta, pero seamos sinceros: somos seres humanos.

3 comentarios:

Estefanía dijo...

es hermoso mari! me encanto, la verdad que estoy de acuerdo con vos.

bel.martinez dijo...

Enamorar / amar
Amar / enamorar

dos cosas disitntas, juntas, separadas o nunca vistas.

lindo blog.!

:)

Bris! dijo...

Gracias por sus comantarios chicas! :)

...

MyFreeCopyright.com Registered & Protected

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.